Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Me tomo la libertad de este juego literario1 para introducir un ensayo con algunas pautas interesantes para escribir. En pocas palabras, Paul Graham nos regala una lista de acciones que es conveniente tomar para producir escritos de calidad.

La siguiente es una traduccion del ensayo “Writing, Briefly” escrito por Paul Graham2.

Escribir, en pocas palabras

(En el proceso de responder un email, accidentalmente escribí un pequeño ensayo sobre cómo escribir. Normalmente dedico semanas a cada ensayo. Este tardó 67 minutos – 23 para escribirlo y 44 para reescribirlo.)

Creo que escribir bien es mucho más importante que lo que la gente se imagina. Escribir no sólo comunica ideas, las genera. Si eres malo escribiendo y no te gusta hacerlo, perderás la oportunidad de generar la mayoría de las ideas que la escritura te hubiera regalado.

En cuanto a cómo escribir bien, aquí dejo una breve sugerencia: Escribe una primera versión mala tan rápido como puedas; reescríbela una y otra vez; remueve todo aquello que sea innecesario; escribe en un tono de conversación; desarrolla un buen olfato para detectar malos escritos, de modo que así puedas arreglar los tuyos; imita a escritores que te gusten; Si no puedes empezar, cuéntale a alguien sobre lo que planeas escribir, luego escribe lo que les contaste; ten en cuenta que 80% de las ideas en un ensayo ocurren después de empezar a escribirlo, y 50% de las ideas con las que empiezas estarán erradas; mantén la confianza para remover texto; comparte tus textos con amigos de confianza, para que te digan qué partes son confusas o lentas; no siempre es necesario empezar con un esquema del texto; reflexiona sobre las ideas por un par de días antes de escribirlas; lleva contigo un anotador o pedazos sueltos de papel; empieza a escribir cuando pienses en la primera oración; si una fecha límite te fuerza a empezar antes de tener la primera frase, escoge la frase más importante para comenzar; escribe sobre cosas que te gusten; no trates de impresionar con tu vocabulario; no dudes en cambiar el tópico en el medio del texto; usa notas al pie para conservar digresiones; usa anáforas para entretejer las oraciones; lee tus ensayos en voz alta para ver (a) dónde suenan extraños y (b) qué pedazos son aburridos (aquellos que odias leer); intenta decirle al lector algo nuevo y útil; trabaja durante períodos prolongados; cuando debas comenzar de nuevo, hazlo releyendo lo que tienes hasta ahora; cuando debas terminar, deja algo que facilite comenzar de nuevo; acumula notas de tópicos que planeas escribir al final del archivo; no te sientas obligado a tratar ninguno de ellos; escribe para un lector que no va a leer tu ensayo con tanto cuidado como tú, del mismo modo que las canciones pop fueron diseñadas para sonar de manera aceptable en radios baratas; si dices algo equivocado, corrígelo inmediatamente; pregunta a amigos cuáles son las oraciones de las que te arrepentirás; vuelve al texto y baja el tono de los comentarios duros; publica tus textos online, porque tener una audiencia te hace escribir más y, por lo tanto, generar más ideas; imprime borradores en vez de mirarlos en la pantalla; utiliza palabras simples; aprende a distinguir sorpresas de digresiones; aprende a reconocer la oportunidad para finalizar y, cuando uno aparezca, tómala.


  1. La coma en “Writing, briefly” cambia el significado de “escribiendo” a “escribir”. Me permito jugar a estar escribiendo en pocas palabras sobre cómo escribir en pocas palabras.

  2. http://www.paulgraham.com/writing44.html